Saltar al contenido.

ANTE EL JUICIO A “LA MANADA” II

junio 18, 2018

Este es un nuevo articulo escrito por uno de nuestros compañeros en relación al juicio a “La Manada”, que refleja su visión personal (como el anterior):

 

Hace unos días 175.000 personas unían tres ciudades del País Vasco unidas de las manos en una cadena humana. Su propósito era mostrar y demostrarse a sí mismas que están unidas, deseosas de existir, y con la suficiente creatividad, valentía y coordinación como para superar las dificultades que amenazan con dureza su existir como pueblo. Como complemento, durante el día, en cientos de pueblos y barrios, se celebraron actos culturales. Uno de ellos fue un concierto en el que participé junto a una amiga.

Una banda compuesta por cuatro mujeres mayores de 50 años tocaban canciones de rock y pop con letras reivindicativas en una pequeña plaza de un barrio obrero y popular. Mientras, niñas y niños jugaban entre sus piernas durante el concierto; público bastante adulto bailaba y cantaba con ellas en primera fila; la gente joven que habitualmente ocupa este tipo de conciertos se quedaba atrás; un hombre en torno a los 50, junto con sus amigos hombres, cuidaba de su madre anciana en silla de ruedas, quien en ocasiones movía los brazos a modo de baile, a quien no paraba de acariciar y besar; algunas parejas de orientación sexual no heterosexual mostraban su afecto alegremente.

Disfrutando de ello y observando lo que sucedía, pensé: “¿se parecerá a esto una sociedad sin patriarcado?”

No lo sé, sólo podemos imaginarlo, pero lo cierto es que aquello funcionaba de maravilla, y ayudaba a fortalecer la raíz que mantiene unida a esta comunidad. Una raíz indígena que se hunde miles de años atrás, cuando las comunidades de esta parte de Europa aún no aceptaban el patriarcado, antes de que la Inquisición pusiera en marcha un “holocausto femenino” dedicándose durante 300 años a asesinar y castigar a miles de mujeres. ¿Por qué a ellas?: porque eran sabias, y por ello eran las encargadas de mantener cohesionadas las comunidades, de transmitir la información clave para la supervivencia de estas, y de desarrollar la reproducción de la vida.

Han llamado a esta cadena humana solidaria “Gure Esku Dago”, que en castellano significa “está en nuestra mano”…dar vida a la cooperación, al cuidado mutuo, a la ternura, al entendimiento, a la comunicación respetuosa, a la protección mutua, a la igualdad en la diversidad, a las relaciones horizontales, al poder del círculo, a la fuerza de la comunidad unida.

Aparecerán “manadas”, herencia de aquella Inquisición que aún pervive en nuestras mentes, y en cada asesinato y violación de mujeres. Pero está en nuestra mano organizar conciertos no patriarcales en cada pueblo, y que broten cadenas humanas que diluyan “las manadas del odio”. Nuestras manos son creadoras de vida, al igual que los úteros de las mujeres. Las manos de las mujeres han escrito la Historia, y la han vuelto a escribir el 8 de marzo de este año…y no fue más que un anuncio de lo que está por llegar.

Manos de mujeres honradas por hombres que desean apoyar y vivir esta realidad en femenino, la única que sabe conducir al ser humano hacia nuestra supervivencia. Seguirá habiendo injusticia, y ésta seguirá creando sufrimiento, pero nuestra conciencia ha cambiado y arrastra a la de la mayoría. Justo por eso, todo ha cambiado…hemos cambiado.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: