Skip to content

ANTE EL JUICIO A “LA MANADA” I

junio 17, 2018

Un miembro de nuestra asociación escribe el  siguiente texto ante el juicio de “La Manada” en el que muestra su opinión personal desde una perspectiva de masculinidad:

Lo hemos vuelto a hacer, bravo!

Cuando el feminismo consiguió evidenciar el machismo de tal manera que era imposible mirar para otro lado, los hombres (como colectivo), nos sacamos un as de la manga y nos inventamos al Sr. Machista. Sí, ese viejo gordo, con bigote y barba desaliñada, asqueroso en su físico y en sus formas, que soltaba barbaridades machistas por la boca. Todos los hombres nos giramos hacia él y le dijimos, “así no!, ahora las mujeres y los hombres somos iguales”. Esto nos permitió desviar la atención y salvar la situación sin cuestionarnos un ápice ni hacer ningún cambio de calado. Claro, cambiamos el discurso en público y dejamos nuestro verdadero ser y sentir para los grupos de wassap o nuestro coleguillas. Habíamos salvado una bola de partido sin cambiarnos más que el maquillaje.

Pues lo hemos vuelto a hacer. Ante un caso paradigmático de violación (digo paradigmático porque la escena de cinco contra una indefensa es fantaseada por muchos y consumida sin tapujos en los canales porno), ante una sentencia que deja al descubierto la estructura patriarcal corroída, ante una demostración tan evidente de la cultura de violación que campa a sus anchas entre nosotros, ante una situación así, hemos conseguido volver a desviar la atención y pasar por este trance sin mayores cuestionamientos acerca de nuestra masculinidad.

Así es, hemos difundido hasta aburrirnos las fotos de los 5 integrantes de la manada (con nombres y apellidos, para que se vea que son casos concretos), hemos criticado a los 3 jueces (también con nombres y apellidos) que no ven violencia en una situación semejante, nos hemos tirado de los pelos por la cuantía de una pena que no satisface nuestras ansias de justicia (o venganza?), hemos exigido indignados a nuestros políticos que cambien la ley sobre violencia sexual, hemos, hemos hemos… pero sobre todo hemos mirado hacia fuera, otra vez, bravo.

En los numerosos artículos que he leído estos días, he echado en falta hombres que pusieran el foco en la raíz del problema, y no en la punta del iceberg. Hombres que dijeran que esto no es un caso aislado y alejado de la realidad sino que es la consecuencia última de la socialización que recibimos como hombres. Que el consumo de porno, los estereotipos de las películas, las letras de las canciones, los mensajes que recibimos desde que tenemos uso de razón en la escuela y en la sociedad, que la necesidad de demostrar continuamente que somos muy machos y el desprecio hacia lo femenino, que los chistes machistas, la camaradería cuñadista… que todo ello crea un caldo de cultivo que determinados personajes llevan al extremo y cometen las atrocidades que desgraciadamente llegan a nuestros oídos cada día. Pero no nos engañemos, compartimos mucho más con la manada de lo que somos capaces de aceptar. Y no lo digo desde la culpabilidad barata y vacía, lo digo desde la asunción de la parte que nos toca y la posibilidad de cambio que tenemos.

Como sociedad, hemos perdido una oportunidad. Como hombres que pretendan ser más libres y completos, hemos perdido una oportunidad. Como hombres que aspiran a mantener el poder y sus privilegios, hemos metido un golazo por la escuadra. Bravo. Qué pena.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: