Skip to content

GUIÓN CHARLA A ESTUDIANTES SECUNDARIA: machismo

diciembre 7, 2017

Impartimos dos charlas en el IES Miguel de Unamuno de Gasteiz-Vitoria, a cuatro grupos de estudiantes que también intervinieron:

(…) Sin embargo, al nacer encontramos que las personas que nos acogieron vivían de otra manera y se relacionaban con nosotras de otra manera. No entendían lo que nosotras entendíamos. Y lo más difícil de todo: no nos permitían llorar, reprimían nuestro llanto porque se sentían nerviosas cuando llorábamos. Así que nos cortaron la manera natural de sanar nuestro sufrimiento, y de gestionar nuestras dificultades, frustraciones, miedos, dolores físicos, etc.
Ocurrió otra cosa que no esperábamos: las personas adultas nos asignaron un género. Miraron nuestros genitales y según cómo fueran hacían una diferencia. Para nosotras todas las personas eran iguales, simplemente teníamos cuerpos distintos. No dábamos una importancia especial a tener un genital u otro. Nuestros genitales determinaron cómo debíamos ser, qué nos debía gustar, cómo nos debíamos comportar, con quién y cómo nos debíamos relacionar, qué oficios nos debían interesar, cómo debíamos vestir, qué debíamos sentir. Comenzó un curriculum oculto – un código de normas del que nadie habla, pero con el que todo el mundo colabora. Se convirtió en un zirimiri que ha calado en nosotras desde el nacimiento, una lluvia incesante que determina nuestra personalidad. Es como un traje que todas llevamos puesto, pero no nos damos cuenta y creemos que el traje es nuestra piel natural.
Si se te asignó “niña”- femenino, tu color era el rosa, tenías pendiente en la oreja, y tenías el pelo largo. Si se te asignó “niño” – masculino, tu color era el azul, tu pelo era corto, y no tenías pendiente. Esto no es más que lo externo, la apariencia. Sin embargo, debajo de estos símbolos externos, en el interior la diferenciación es mucho más profunda. Comienza una preparación – un entrenamiento para convertirte en “mujer” o en “hombre”.
Se diferencia a las personas por género para diferenciar las funciones que va a desempeñar en la sociedad. De las niñas se espera que cuando sean mayores se dediquen a la reproducción, la crianza, los cuidados a personas, a ser atractivas para los hombres, a estar al servicio de los hombres, a sostener y cuidar la familia. De los niños se espera que cuando sean mayores se dediquen a dirigir, a garantizar seguridad y protección, a dominar, a utilizar armas, a emplear violencia y la lucha, a hacer trabajos peligrosos, a soportar sobre-esfuerzo.

A los niños se nos trata de una manera que nos prepara para poder cumplir con estas funciones masculinas. Se nos prepara para que seamos duros, resistentes, valientes, bruscos, hábiles en lo físico y en la acción, y aceptemos exponernos a actividades arriesgadas. Por eso se nos da menos contacto físico que a las niñas, se acepta que nos peleemos y nos guste la lucha, se nos regalan juguetes relacionados con armas-guerras-super héroes, nuestros video-juegos y dibujos animados tienen que ver con batallas y violencia; y es por eso que nuestros juegos, deportes y aficiones tienen que ver con ser más o mejor que otros y con ganar.
Y la clave para condicionar nuestro comportamiento y entrenarnos así para convertirnos en “hombres”: no tolerar que seamos vulnerables, débiles, sensibles, necesitados de ternura y de caricias; esperar que no pidamos ayuda emocional sino que superemos solos nuestro sufrimiento; esperar que levantemos una coraza que nos permita soportar cualquier golpe físico y emocional. Es por ello que no se tolera o no se soporta nuestro llanto, se nos ordena que no lloremos, y se nos humilla si lo hacemos. Este es el mayor ataque a nuestra humanidad, a nuestra capacidad de conectar con quienes somos de verdad y con nuestra capacidad de sentir. Es como una armadura hacia fuera con una gran herida emocional dentro.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: