Saltar al contenido

CUANDO AMAMOS CON LAS DOS MANOS LA PELEA DESAPARECE

marzo 27, 2022
tags:

A continuación el artículo que un compañero nuestro ha escrito. En este escrito aparecen diferentes temas: guerra, paz, masculinidad, dominación masculina, patriarcado, escucha, amor, la opresión que sufren los hombres, etc.

«La temática de mis talleres es la siguiente: “Transformando la masculinidad para construir el amor”. Esto es algo que, en mi opinión, impacta directamente en la raíz de la guerra y la violencia, guerras que además fortalecen la creencia de que la vida de los hombres es sacrificable y de que su rol primordial es ser guerreros.«

Cuando justifico una guerra, la Guerra ha ganado pues mi Humanidad está herida, y por esa brecha el sistema de creencias y los valores capitalistas y patriarcales que dominan este mundo se colarán e invadirán mi mente e integridad: el belicismo, la división, la desconfianza, la violencia, la dominación, el individualismo y todas las opresiones que esto conlleva.

“cuando amamos con las dos manos la pelea desaparece”

Presentación:

Es un texto largo, así que para facilitar la lectura lo he dividido en tres partes conectadas entre sí, pero a la vez con un contenido propio. Es posible leer solamente una de ellas o leer las tres poco a poco. Mi intención es sumar otra mirada más que contribuya al pensamiento colectivo sobre las guerras, la paz, y las relaciones humanas. 1-Experiencias personales relacionadas con la guerra. 2-Reflexiones y preguntas derivadas de ello. 3-Mis creencias acerca de la realidad humana, y mis opciones personales.

Parte 1- Experiencias relacionadas con la guerra

Me ayuda recordar los testimonios que escuché a veteranos de guerra (hombres y mujeres) mientras me agita emocionalmente la absoluta irracionalidad de la guerra. Ellos contaron con detalle sus recuerdos de la guerra y la manera en la que ésta impactó en sus vidas y en las de sus personas amadas. Mostraron sus traumas, y comprendí la huella que dejó en ellos.

Son personas que mataron en combate y a quienes casi mataron, que vieron morir a soldados que estaban a su cargo, que pasaron por torturas y por prisión, que estuvieron en el ejército vencedor o en el derrotado. Traer estos relatos me ayuda a no olvidar que dentro de un tanque hay un ser humano congelado por el miedo, desconectado por la tensión, profundamente endurecido. Que quienes invaden y bombardean ciudades, igual que quienes mueren víctimas de esos ataques, son personas sufriendo y víctimas de la irracionalidad.

Dos de esos veteranos fueron mis dos abuelos varones ya fallecidos, combatientes en la Guerra del año 1936, quienes de un modo u otro supieron transmitirme que detrás de geopolítica, datos, análisis, naciones y estrategias hay seres humanos sufriendo profundamente, y que ese sufrimiento no diferencia el bando ni la bandera. En esta guerra la humanidad experimentó por vez primera el bombardeo de ciudades y pueblos.

Mi abuelo paterno fue uno de los pocos aviadores del bando “perdedor” que sobrevivieron después de tres años de guerra contra ejércitos europeos de ideología nazi y fascista. Participó en muchos combates aéreos. Su labor era disparar la ametralladora de un avión bombardero que el gobierno democrático compró a la Unión Soviética. No hay duda de que fue responsable de un incalculable número de muertes. Escapó a Francia para evitar ser fusilado, y allí lo encerraron en un campo de concentración del que también escapó. Una mujer francesa le cobijó en su casa los años que duró la invasión de Francia por el ejército nazi. Nunca más regresó con su familia, y no conoció a sus hijos.

Mi abuelo materno disparaba cañones contra el ejército de mi otro abuelo. Es difícil saber a cuántas personas mató, pues los proyectiles que disparaba caían lejos. Solía pedirle que me contara historias de la guerra, quería entender qué era eso, pero él guardaba muchos secretos que nunca quiso contar. Siempre me respondía: “Deseo que nunca tengas que vivir una guerra”. Él era un hombre que me cuidaba y amaba.

Con 21 años fui a vivir a un país que llevaba 35 años en una guerra de baja intensidad, con un gran impacto en la vida de la gente, que enfrentaba a una milicia popular clandestina con un poderoso ejército. Me he relacionado con personas ex-combatientes, torturadas y con quienes sufrieron largas condenadas de prisión debido a esta guerra. Les he escuchado sus vivencias y sentimientos, y he visto el impacto de ello en su salud emocional y física.

He participado durante 12 años en el proyecto de RC “Curándonos de las Heridas de la Guerra y el Genocidio”, con encuentros presenciales celebrados en Polonia. Allí me dediqué a escuchar decenas y decenas de sinceros testimonios personales relacionados con vivencias de guerra de muy distinto tipo, de personas procedentes de los cinco continentes y con orígenes muy distintos. También he dedicado muchísimas horas a contar mi propio testimonio relacionado con las guerras. Entre nosotras hemos creado una relación de confianza que trasciende cualquier posible separación o enfrentamiento provenientes de nuestras culturas y sociedades de origen.

Parte 2- Mis reflexiones y preguntas

Cuando disparamos un arma sus balas y bombas matan a personas y seres vivos no humanos, y destruyen aquello que con tanto esfuerzo y recursos fue creado. Para eso la fabricaron y la inventaron. Ese es su único propósito. No hay otro. Nosotras le añadimos nuestras ideas y creencias: liberación, derechos, defensa, justicia, protección…Pero esas armas no tienen sentimientos, ni compasión, ni respeto, ni amor, ni ideología. Sólo cumplen su misión: matar, herir y destruir. Sus características cambian, pero no sus efectos.

Independientemente de cuáles sean los motivos que me puedan llevar a participar en una guerra, o de que la considere justa y correcta, yo seré el responsable de las muertes que deriven de mis acciones, yo seré quien les mató, bien fuera para defenderme, bien fuera para vencerles. Quizás nunca vea sus cuerpos, quizás nunca sepa con certeza qué ocurrió después de mi disparo, sin embargo, sí sé cuál fue es intención al disparar.

Cuando en la batalla mueren mis amigos, mis colegas de milicia, mis familiares, o el bosque de mi región y sus animales. Cuando veo, huelo y siento la muerte y la destrucción en los cuerpos después de una explosión o de una ráfaga de metralleta. Cuando todo eso impacta en mis sentidos y sentimientos, mi corazón se oscurece, mi ilusión en la vida se desvanece, mi dolor emocional me enferma…y esta herida me acompaña el resto de la vida.

Cuando mi disparo mata o hiere a otra persona, o a un grupo de personas, sus amigos, colegas o familiares sufren profundamente por su muerte. No hay diferencia entre su sufrimiento y el mío, tienen el mismo tono y la misma intensidad, y les enferma igual que me enferma a mi.

¿Qué haré con ese dolor? ¿Qué haré con mis recuerdos? ¿Qué haré con mi mente que nunca más estará en calma? ¿Qué haré con la carga de saber que maté a personas? Quizás me suicide. Quizás mi angustia no me permita dormir. Seguramente el sistema médico me empuje a hacerme adicto a drogas psiquiátricas que escondan mi desesperación, y me dejen aturdido y apartado en un rincón.

¿Qué haré con mi odio? ¿Qué haré con mi amor? ¿Cómo devolveré la vida o la salud a quienes maté o herí, a quienes alguien les obligó a combatir contra mí, o les manipuló y engañó para que lo hicieran, o a quienes sencillamente maté por error? ¿O prefiero que estén muertas? ¿Qué haré conmigo mismo cuando ya nunca más sea capaz de sonreir, relajarme, disfrutar…cuando nunca más pueda sentir compasión por el ser humano? Entonces, ¿habré ganado la guerra? ¿Es eso ganar?

Parte 3- Mis creencias y opciones personales

Cuando creo que a veces la guerra es necesaria y “lógica”; cuando creo que una patria o ideas son más importantes que una vida; cuando me identifico con uno de los bandos; cuando creo que la guerra puede traer liberación…entonces, la Guerra me ha ganado, y mi Humanidad está herida, y por esa herida el sistema de creencias y los valores capitalistas y patriarcales que dominan este mundo se colarán e invadirán mi mente e integridad: el belicismo, la división, la desconfianza, la violencia, la dominación, el individualismo, y todas las opresiones que esto conlleva.

Entonces comienzo a pensar que en realidad existe un motivo para alejarme de las personas, considerarles una amenaza, y odiarles. En consecuencia, no me siento seguro, y vivo alerta y con miedo, dispuesto a comprar protección a cualquier precio…es así como me convierto en vulnerable, y acepto la idea de que en algunos casos la opresión es necesaria porque existe una separación y conflicto real entre las personas. Cuando abro esa puerta daño mi bondad y mi amor inherentes.

Cuanto más me alejo del capitalismo y del caos que genera, menos vulnerable soy a sus mensajes e ideología. Cuanto más me desprendo de la armadura masculina patriarcal que porto como hombre, más espacio dejo para que enraíce la sabiduría de lo femenino en mi, la cual me ayuda a vivir desde el amor. Cuanto más aparto de mi mente las creencias de la cultura blanca occidental patriarcal más me abro a aprender de mis hermanos y hermanas indígenas, quienes me recuerdan que la unión es lo que rige todo en esta vida, incluída la Humanidad. Cuanto más en equilibrio estoy dentro de mí, más interpreto la vida desde la cooperación, fraternidad, escucha, cuidado, solidaridad, y mis actos más reflejan esta perspectiva.

Guatemala es un país en una constante guerra, arrasado por el genocidio de la gente indígena. Trabajé allí en dos ocasiones dirigiendo talleres con hombres, algunos eran refugiados de la guerra y excombatientes. Allí encontré este mural: “Yo sólo sabía de luchas con mis armas naturales: la sinceridad, la ternura y el cariño”. (La autora es una mujer). La temática de mis talleres es la siguiente: “Transformando la masculinidad para construir el amor”. Esto es algo que, en mi opinión, impacta directamente en la raíz de la guerra y la violencia, guerras que además fortalecen la creencia de que la vida de los hombres es sacrificable y de que su rol primordial es ser guerreros.

Puesto que miro así la vida, la vida me devuelve una y otra vez soluciones pacíficas, y me confirma que es cierta mi creencia de que si internamente vivo conectado con la paz, en mi exterior yo creo la paz. No lucho por la paz, sino que intento vivir la paz en cada uno de mis pensamientos y palabras. Es así como mis actos producen paz. Este es mi gran reto, pues el patriarcado y capitalismo quieren convencerme de que la vida se basa en la dualidad entre las buenas y las malas personas, entre amigos y enemigos, y de esta manera, y sin yo ser consciente de ello, convertirme en su colaborador. Por ejemplo, creyendo que existen razones lógicas para recurrir a las armas.

Gracias por leer esta carta.

Te deseo paz para tu vida.

Juan Manuel Feito

UN TESTIMONIO EN PRIMERA PERSONA DE ABUSOS SEXUALES DURANTE LA NIÑEZ, ALIANZA ENTRE HOMBRES y MUJERES. Talleres con adolescentes

febrero 20, 2022
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es logo-dipu-1.png
colaboradora

Los días 11 y 22 de febrero en San Viator (Sopuerta), y el 14 y 21 de enero en Berrio-Otxoa (Bilbao) impartimos siete talleres en total con grupos mixtos, de dos horas de duración cada uno, con alumnado de 1º de Bachiller y de ESO 4. y 3.

Estos talleres se realizaron buscando generar un espacio de seguridad y confianza en el que todas las personas pudieran expresar su sentir y su pensar sobre el tema, siendo cada una de las intervenciones escuchadas con atención y con tranquilidad. De ahí la importancia del ritmo tranquilo, y de que pudieran hacer todo tipo de preguntas abiertamente. Dos profesionales se encargaron de su impartición, un hombre y una mujer.

El propósito de esta actividad fue hacerles llegar el testimonio en primera persona de Y., quien sufrió abusos sexuales por parte de su padre cuando ella era niña. A lo largo de este relato, de manera detallada, les contó cuáles fueron las vivencias que recuerda; en en qué aspectos de su vida íntima le ha afectado; cómo ha sido su proceso de sanación personal y de reparación de la herida; cómo ha conseguido comprender las luchas de su padre y su comportamiento, desde una perspectiva de la masculinidad; qué le llevó a acercarse de nuevo a él; qué pasos ha ido dando para conseguir transformar aquella vivencia en un camino de empoderamiento personal, convirtiendo su testimonio en una herramienta de concienciación.

Y. aportó un relato personal e íntimo, fruto de su largo bagaje como psicoterapeuta y facilitadora de grupos de mujeres, y fruto también de su profundo conocimiento de las luchas y retos de las masculinidades. No disculpó ni justificó a su padre por sus acciones, sino que ella misma es un ejemplo de cómo una víctima puede hacer una gestión inteligente de sus emociones, ponerlas bajo la luz del encuentro y la compasión, y dar un paso al frente para que ese aprendizaje sea una pieza clave en que hombres y mujeres trabajen en equipo para terminar con las relaciones sexistas y con la dominación masculina.

Esta temática fue presentada dentro del contexto de trabajo sobre las masculinidades, y esa es también la razón por la que un hombre ha facilitado la actividad. Él se encargó de complementar el relato de Y. hablándoles acerca de cómo los hombres tienden a maltratarse a sí mismos debido a la influencia que esa socialización tiene en sus vidas, la cual les endurece, les desconecta de su mundo emocional, y les sumerge en una burbuja de insensibilidad que les aleja de las demás personas y de su propio interior. El eje de esta actividad fue caminar unidas hombres y mujeres hacia un horizonte común de respeto y cooperación mutuos.

Pudimos comprobar que el relato de Y. captó la atención de los y las jóvenes, se notó en el silencio, en la sinceridad y contenido de las intervenciones, así como en la alta cantidad de preguntas. Abrimos varias rondas de palabra para que expresaran cómo les había impactado escuchar todo esto. Rabia y tristeza fueron las palabras más nombradas, y en ocasiones también “estoy en shock”. Las facilitadoras dejaron conscientemente espacios de silencio que ayudaran a sentir e integrar.

Algunas de las valoraciones más escuchadas al final de la actividad fueron: muy interesante y especial, muy enriquecedor, admiración por su capacidad de superación. Apreciaron y agradecieron la claridad y la tranquilidad transmitida, así como la cercanía y sencillez, y haber creado un espacio de escucha auténtica.

TALLERES CON ALUMNADO ADOLESCENTE en SAN VIATOR (Sopuerta) y BERRIOTXOA (Bilbo). FASE II del proyecto

diciembre 2, 2021
actividad subvencionada

En octubre impartimos 4 talleres de una hora cada uno a alumnado de bachillerato del centro Berriotxoa de Bilbao. En noviembre hemos impartido talleres de dos horas de duración cada uno a alumnado de bachiller 1º, y de ESO 4º y 3º. La temática: masculinidad. Con estas actividades damos comienzo a la Fase II del proyecto comenzado el curso anterior enfocado en el trabajo con adolescentes mujeres y hombres sobre la masculinidad.

Teníamos tres propósitos fundamentales con estas sesiones:

-mantener una primera toma de contacto que preparará al grupo para la actividad de febrero, en la que una compañera mujer contará su testimonio de abusos sexuales ejercidos por su padre cuando ella era adolescente;

-sentar unas bases de lo que se trata el trabajo de masculinidad, su importancia y contenido básico;

-familiarizar al grupo con nuestra metodología participativa y basada en la escucha.

Hablamos del sentimiento de culpa que los hombres acarreamos y de algunas resistencias que se despiertan en nosotros a la hora de acercarnos a estos temas, o cuando nos hablan de igualdad o violencia de género. Dejamos claro la diferencia entre el ser humano que hay en ese hombre, y el “traje” masculino que le ha impuesto la cultura y sociedad. Y que nuestro enfoque está en ese hombre bueno, amoroso y merecedor de ayuda.

Junto a ello aclaramos también el hecho de que los hombres trabajemos esta temática nos favorece y sirve para engrandecer y beneficiar nuestras vidas. Y que por nuestra parte habrá una actitud de comprensión de nuestras dificultades masculinas, y un acompañamiento respetuoso.

Desde esta actitud se suavizan las barreras y resistencias ante el abordaje de una temática bastante incómoda, por lo general, debido a la dureza de aceptar una masculinidad dañina desde muy jóvenes, y los problemas que ésta conlleva: abusos sexuales, familiarización con la violencia, separación de las mujeres, una forzada separación de su mundo emocional, miedo, etc.

Las chicas encontraron un espacio de seguridad y confianza, que se manifestó en fluidas intervenciones (en general, no en todos los casos) con contenido íntimo en algún caso.

Hablar del concepto de “normalidad” fue clave para comprender qué significa socializarse como varones (y como mujeres), asimilar qué te corresponde en la sociedad por el hecho de ser hombre, qué expectativas irracionales se tiene sobre ti y cómo todo ello marca la forma en que finalmente terminas pensando, actuando y sintiendo. Nos apoyamos en el ejemplo del “contrato adulto”, como modelo de lo que se supone que es una persona “normal”, algo que las personas adultas esperan que ellos y ellas asuman en su proceso de convertirse en personas “adultas”, es decir, “normales”.

Hablamos también de las diferencias entre ese modelo de masculinidad en la actualidad en su contexto generacional, y el que vivimos personas que ahora tenemos más de 40 años. Y mostramos cómo en esencia, a pesar de que existen cambios evidentes, sigue operando el mismo modelo de masculinidad, pues el mundo adulto que les rodea y con el que se relacionan lo porta y se lo ha transmitido.

imagen de la Fase I del proyecto

PIPER TXURIAK EN ARRIGORRIAGA (BIZKAIA)

noviembre 19, 2021
PROGRAMACIÓN COMPLETA

PIPER TXURIAK EN BALMASEDA (BIZKAIA) CON HOMBRES Y MUJERES

noviembre 18, 2021

CURSO: HERRAMIENTAS PEDAGÓGICAS PARA EL TRABAJO DE MASCULINIDAD E IGUALDAD CON ADOLESCENTES VARONES

noviembre 5, 2021

Impartido por Piper Txuriak y organizado por el Observatorio Vasco de la Juventud (Gobierno Vasco), tercer año que se realiza, en esta ocasión de 10 horas de duración, uno en Bilbo y otro en Donostia.

Información sobre el curso
Entrevista al formador, miembro de Piper Txuriak
Guía de lectura sobre la temática

UNIDADES DIDÁCTICAS para el trabajo sobre MASCULINIDAD con MUJERES ADOLESCENTES

octubre 10, 2021
Actividad subvencionada

COMPRENDIENDO LA MASCULINIDAD PARA CONSTRUIR CON LOS HOMBRES RELACIONES EN IGUALDAD Y LIBRES DE SEXISMO. HERRAMIENTAS PARA MUJERES ADOLESCENTES  

Material elaborado por Piper Txuriak

PARA AMPLIAR INFORMACIÓN CONSULTAR NUESTRO APARTADO DE «MATERIALES DIDÁCTICOS«

ETNIA, MASCULINIDAD Y RACISMO. El día a día de un hombre joven africano en Bizkaia: ENTREVISTA

octubre 10, 2021
Actividad subvencionada

«ETNIA, MASCULINIDAD Y RACISMO EN EL DÍA A DÍA DE UN HOMBRE JOVEN AFRICANO EN BIZKAIA»: Entrevista a Mamadou Ngom (Mediador intercultural en la ONG Médicos del Mundo Bizkaia).

Con ficha de ejercicios para el alumnado.

Ver aquí.

Documento elaborado por Piper Txuriak, el cual se encuentra en el apartado “materiales didácticos” de esta página web

1-¿Cuál sería la diferencia más importante y relevante entre el día a día de un
hombre joven africano migrante en Bizkaia, y el día a día de un joven de Bizkaia que
no es migrante africano?
(…) Algo que suelen contar las personas nacidas en Bizkaia que tienen padre y
madre inmigrantes: “A mí siempre me preguntan de dónde soy, cuando yo soy de aquí. Me
preguntan “¿en tu país se hace así?”, y yo nunca he ido a mi país, yo sólo conozco esta
cultura, pero hay una parte de esa cultura a la que yo no puedo acceder
”. (…)

foto tomada de: Verne. El País.com

TRABAJO sobre MASCULINIDAD con ADOLESCENTES: Documento

octubre 10, 2021
actividad subvencionada

«TRABAJO SOBRE MASCULINIDAD CON ADOLESCENTES. INFORMACIÓN PARA FAMILIAS Y EDUCADORAS/ES«

Ver aquí.

Documento elaborado por Piper Txuriak, el cual se encuentra en el apartado «materiales didácticos» de esta página web.

(…) «Poner el foco en ellos, los varones jóvenes, igual que hasta ahora lo hemos puesto en ellas, entender que también necesitan revisar su identidad de género, y que es fundamental hacerlo. ¿Pero de qué manera? Parece que hay una creciente demanda de herramientas pedagógicas con perspectiva de género con la que enfocar este trabajo y las relaciones con los chicos. Razón por la que es habitual que centros de enseñanza pidan colaboración a asociaciones como la nuestra.

Vamos a contar brevemente el contenido de los talleres que realizamos con el alumnado, tanto mixto como solamente con chicos.  Vamos a utilizar el mismo lenguaje sencillo y los mismos ejemplos o recursos que solemos utilizar en estas actividades con adolescentes, aunque adaptado a vosotros y vosotras, padres, madres«. (…)

TALLERES con PROFESORADO en Berriotxoa (Bilbao), junio

julio 3, 2021
actividad subvencionada

En junio hemos impartido dos talleres sobre nuevas masculinidades en Berriotxoa (Bilbao), uno a profesorado de Primaria, y otro a profesorado de Secundaria y Bachillerato. Ambos de manera presencial y virtual al mismo tiempo, puesto que una parte de las y los participantes lo hicieron en la distancia, obligándonos a utilizar cámara y audio.

En primaria la participación total fue en torno a 30 personas, mientras que en secundaria y bachillerato fue en torno a 40 personas.

Adaptamos el enfoque a la franja de edad con la que trabaja cada grupo de profesorado, tratando de que obtuvieran recursos para tratarlo con su alumnado. Fomentamos la participación, ocupando una gran parte de la actividad las intervenciones que permitían al facilitador responder o compartir su perspectiva sobre la cuestión que exponía cada persona. La exposición estuvo apoyada en algunos vídeos e imágenes, las cuales ilustraban de qué se trata el trabajo con enfoque de género dirigido a la deconstrucción de la masculinidad tradicional patriarcal, que ya se muestra en la niñez y adolescencia. Nuestra propuesta fue hacer un trabajo de auto-reflexión personal, ya no sólo como profesionales sino como personas afectadas por esta cuestión, pues de esa manera nuestra intervención y mensaje será más efectiva y llegará más clara.

Hablamos de los modelos de referencia de masculinidad para los jóvenes, de los distintos ámbitos y mecanismos de socialización, del proceso de «entrenamiento» en esta masculinidad, de la asimilación de un imaginario colectivo de «hombre normal» el cual hay que copiar y reproducir, de las consecuencias de no aceptar esa «normalidad», de las consecuencias también de aceptarla y de vivir una masculinidad la cual ha de ser demostrada en todo momento, del enfoque a la hora de presentar una actividad de este tipo a los varones, de las dificultades que aparecen cuando realizamos un taller mixto sobre esta temática, etc.

Taller para secundaria y bachillerato

Taller para primaria