Saltar al contenido

¿QUÉ OFRECEMOS?

febrero 16, 2019

ATENDEMOS CONSULTAS

¿Qué son los grupos de hombres por la igualdad?, ¿Qué pueden hacer los hombres ante la violencia de género?, ¿Qué pensamos de…? ¿Cómo puede crearse un grupo de hombre? De personas interesadas en la masculinidad y los grupos de hombres: medios de comunicación, personas técnicas de igualdad en organizaciones e instituciones, etc. Lo hacemos gratuitamente.

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

“Hombres hacia la Igualdad y Nuevas Masculinidades. 24 imágenes nuevas para una sociedad nueva”

      La exposición consiste en 24 paneles (50 x 60) hechos en material foam -muy ligero- que contienen fotografías realizadas por nuestra asociación -siendo nosotros mismos y nuestras amistades quienes aparecemos en ellas-, además de textos y frases que contextualizan las imágenes. Por lo tanto, emite un mensaje escrito y visual.

Mostramos escenas en las que se nos ve en roles y comportamientos no propios de la masculinidad tradicional patriarcal y hegemónica. Tratamos de representar así una masculinidad igualitaria, en favor de la justicia hacia las mujeres, activa en la corresponsabilidad de tareas domésticas, que expresa sus emociones en intimidad con otro hombre, que vive la cercanía física con otros hombres, que construye relaciones de cooperación y compañerismo con otros hombres, implicada en una paternidad igualitaria, etc. En definitiva describimos los distintos aspectos de las denominadas “nuevas masculinidades” o masculinidad no patriarcal.

La ofrecemos desde el año 2013 de manera gratuita -consultar casos-, disponible por un máximo de un mes. Recurso útil para todas las edades.  Ver exposición: aquí.

TALLERES, CHARLAS Y CURSOS

Nuevas Masculinidades, Hombres hacia la Igualdad, La violencia en los hombres, La construcción de la Masculinidad, Transformando las Masculinidades, ¿Qué nos sucede a los hombres?

Éstos serían posibles títulos para presentar el contenido de los talleres y cursos que ofrecemos.

  • La duración de la actividad se adapta a las posibilidades y necesidades de la entidad organizadora: hora y media, 3 horas, 3 días de cursos 3 horas cada día…
  • Adaptamos la actividad a grupos con diversidad de géneros o mixtos, a grupos únicamente de hombres… También a grupos de adolescentes estudiantes de un centro de enseñanza, a público diverso de una convocatoria pública abierta, a un grupo de hombres adultos, a profesorado, etc.
  • Nos desplazamos también fuera de Bizkaia.
  • Posibilitamos el bilingüismo entre las personas participantes, pero nosotros utilizamos el castellano como lengua de comunicación (entendemos euskera).

Durante el proceso de los talleres y cursos utilizaremos Técnicas Activas, metodología que se desarrolla en base a:

-Lo vivencial, porque se soporta en la experiencia vital de las personas.

-La actividad y la práctica, sirviéndose de diferentes estrategias y técnicas de dinamización.

-La participación e integración, facilitando la intervención de cada persona.

-La flexibilidad, adaptándose al ritmo y características del grupo, así como a las distintas necesidades individuales dentro del grupo.

Nuestro trabajo se sustenta en el Trabajo Grupal, ya que entendemos el Grupo como una herramienta fundamental para la concientización, el desarrollo personal y la transformación social.

OTROS PROYECTOS

Hemos ayudado en la edición de algunos vídeos de concientización dirigidos a hombres, participamos en Gizon Sarea -red de hombres vascos por la igualdad-, publicamos manifiestos sobre temas en los que existe un debate público y que nos conciernen…

Y en el corazón de todo lo que hacemos: el trabajo grupal interno -compartir reflexión, vivencias y apoyo emocional desde una mirada de la masculinidad-, el cual nutre la perspectiva de nuestra acción y nos motiva a mantener nuestra iniciativa social.

 

sin título-100611-004

Anuncios

¿QUIÉNES SOMOS ‘PIPER TXURIAK’?

febrero 10, 2019

ASOCIACIÓN DE HOMBRES POR LA IGUALDAD Y ANTI-SEXISTA DE BILBAO

                                  ghi.bizkaia@gmail.com                                                                                                                        

Somos:

-un espacio de compañerismo entre hombres, que nos permite compartir cómo nos afecta el sexismo, y cuáles son nuestras experiencias y vivencias sobre el hecho, significado y consecuencias de ser hombre. Nos apoyamos mutuamente y respetamos el ritmo de cada uno.

-una organización dedicada a ofrecer a los hombres nuevas posibilidades de vivir una masculinidad no patriarcal: que promueva la igualdad, la cooperación,  lo comunitario, el respeto hacia todo ser humano,  y el cuidado de la Tierra y la Vida en su conjunto.

-un equipo de reflexión desde la perspectiva feminista y del masculinismo. Hemos aprendido que nuestras inquietudes y muchos de los problemas que acucian a la humanidad tienen un mismo origen: las sociedades sexistas en las que nacemos y socializamos.

-un grupo auto-gestionado e independiente, cuyo objetivo es producir cambios: en nuestro modo de pensar, de sentir y de actuar, así como en la estructura social.

-activistas que promovemos actividades de concienciación y educativas, y que apoyamos las políticas de liberación de las mujeres. Nos organizamos a nivel local, pero coordinados en redes más amplias. Colaboramos con instituciones, con organizaciones de base, con ONGs, con centros sociales y educativos, etc.

-una entidad creadora de espacios de encuentro y diálogo, que fomenten la unión entre las personas, conviviendo con la diferencia. Por ello rechazamos todo tipo de opresión.

-personas que buscamos la seguridad en las relaciones personales y no en el materialismo o en el estatus social. Nuestro horizonte es una comunidad humana basada en relaciones de igualdad y justicia.

Aquí estamos algunos de nosotros:

 

foto grupo, Piper.jpeg

PATERNIDAD NO PATRIARCAL

marzo 18, 2019

WhatsApp Image 2019-03-17 at 21.57.43

ENTREGADO EN CUERPO Y ALMA A LA CRIANZA…Y UN ESPEJO DE PREGUNTAS

Hombres y Paternidad

   La crianza es como levantarte cada día y mirarte a un espejo lleno de preguntas dirigidas personalmente a ti. Un espejo que no puedes evitar mirar, y que va a estar ahí devolviéndote la mirada cada día. Cuando has resuelto una pregunta ya está preparada la siguiente. Esta experiencia tiene tal intensidad y profundidad que se convierte en un cuestionador de todo tu sistema de creencias. Es como si tuvieras que volver a reconstruir la casa íntima de tu ser y de tu mente. La masculinidad tiene aquí una oportunidad excepcional de adentrarse en un túnel multiplicador de las posibilidades de deconstrucción de esa casa, es decir, de cambio personal. La primera pregunta es: ¿y ahora qué hago con todo esto? Lo que es igual a: ¿qué hago con todo el material que se me está derrumbando y cómo construyo la nueva casa? Una crisis que abarca todo tu ser, pues abarca todo lo que asumiste que debías ser por el hecho de ser “hombre”.

Hemos decidido acompañar a una persona joven en su crecimiento, asumiendo el rol de padre, y la experiencia se ha dado la vuelta: nos acompaña en nuestro crecimiento. Lo siguiente podría ser uno de los interrogatorios diarios que nos hace el espejo cuando, desde nuestra construcción masculina, nos ponemos delante de esa relación especial…a la que hemos llegado más o menos conscientemente:

1-

-¿Cuándo te pones delante de la relación con tu hijo/a desde dónde lo haces: desde tu necesidad o desde su necesidad…desde seguir sus iniciativas o desde el proponer las tuyas…desde el estar dispuesto a sentirte incómodo siguiendo sus intereses o huyendo de esto?

-¿Cuánto de tu relación con tu hijo/a es un tiempo en que tú le “sugieres”, diriges, corriges, valoras, interpretas…y cuánto de tu relación es un tiempo en que tú le escuchas, permaneces en silencio y observas, estás atento sin hacer?

-¿Dónde has puesto tu atención, en la producción-actividad o en el disfrutar de simplemente estar? ¿Qué supone para ti estar ocupado, y no estarlo? ¿Dejas espacio a “lo que surja” o tu día está programado? ¿Por qué? ¿Cuándo no hay actividad (ver película, trabajar, hacer deporte, hablar por teléfono, etc.) que ocurre dentro de ti…qué comienza a asomar en tu mundo emocional cuando paras? ¿Cuándo te relacionas con tu hijo/a lo haces desde tu necesidad de hacer cosas o desde el “vamos a estar juntos sin hacer nada en concreto”?

2-

-¿Cómo es para ti escuchar el llanto de tu hijo/a? ¿Lo escuchas o lo acallas, te incomoda o lo sostienes? ¿Y tu propio llanto…lo conoces, lo aceptas y le das un espacio, lo acallas, te incomoda? ¿El último llanto que viviste fue de lágrima y cuerpo caliente, profundo, o fue un nudo en la garganta y un mojarse los ojos? ¿Por qué, qué ocurrió? ¿Has pensado en la función vital que puede tener el llanto en una persona…en ti?

-¿Cómo vivían tu padre y tu madre tu propio llanto cuando eras un niño? ¿Se parece al modo en que tu tiendes a hacer con tu hijo/a…en qué sí y en qué no? ¿Qué tipo de mensajes verbales y no verbales te dirigían en relación con esto? ¿Has pensado en que tu hijo chico pueda ser un “llorón” …a la edad de 5 años, de 8, de 11, de 15…de 20? ¿Cómo influirá o influye esto en tu percepción de él?

3-

-¿Qué pasa cuando paras y dejas de hacer cosas…y no caes dormido…,cuando no hay una actividad que tape el silencio y tu encuentro contigo mismo (ni comida, ni bebida, ni tecnología, ni paseos al monte, ni…)? ¿Cómo te sientes, cómo te sientes contigo mismo? ¿Te gustas, sientes amor hacia ti, elegirías volver a ser tú mismo?

De estas respuestas depende la profundidad del vínculo con tu hijo/a. Esta relación te pone delante del espejo que suponen estas preguntas. La paternidad puede ser una escuela de humildad y de sinceridad si te abres a vivir esa oportunidad, por ello es una experiencia que nos lleva inevitablemente a una crisis personal (en sentido constructivo, no negativo). Una crisis de vulnerabilidad.

Son muchas preguntas, mucho viaje interior…seguramente venga bien estar 5 minutos en silencio observando qué nos está sucediendo por dentro (y quizás cerrar los ojos), y adonde se va nuestra mente y nuestras emociones.

4-

-Vayamos al tema de la cercanía física: ¿qué hacemos con ella…cómo la encajamos?

¿Qué se despierta dentro de nosotros cuando estamos cuerpo a cuerpo, traspasando esa raya que a cualquier persona adulta no le dejarías traspasar? ¿Sabes qué hacer con eso que se despierta en ti? ¿Qué tipo de pensamientos vienen, y de sentimientos? Durante y después de experimentarla. ¿Qué herida antigua brota de nuestro interior?

-¿Cómo fue la cercanía física con nuestro padre y nuestra madre? ¿Llegaba limpia o junto con una carga de otras cosas no respetuosas hacia ti? ¿Algo de eso se cuela en tu cercanía con tu hijo/a?

-Vamos ahora al tema de la soledad: ¿qué espacio ocupa en nosotros?
¿Estás alguno vez solo? ¿O estando rodeado de personas te sientes solo? ¿Es algo nuevo o te acompaña casi desde siempre?

-Y al tema de las relaciones: ¿cómo llevas el hecho de construir vínculos sólidos con otras personas? ¿Te sientes parte de la vida de alguna otra persona? ¿Conoces qué significa estar en el corazón de otra persona, y dejar abierto el tuyo para que alguien entre sin resistencias?…y que esta relación no sea una relación romántica o sexual.

   La crianza comprometida y no patriarcal nos pide respuestas a estas cuestiones. Pero ¿con quién puedes tratar todo esto? En este tipo de paternidad y crianza no nos vale el “super hombre” ni la “coraza con la que nos defendimos”. Aquí no vale aparentar que todo lo sabes y todo lo controlas…pues salta a la vista que estás perdido, confundido y asustado. ¡Tenemos qué aceptar tantas cosas sin haberlas comprendido! Y es perfecto, más aún, es un regalo para ti. Salieron a la luz los “pies de barro” con que nos calzó el patriarcado a los hombres.

Nos guste o no, lo mejor que podemos hacer es pedir ayuda y dejarnos guiar por otras y otros, aceptar que en esto no sabes…pero que estás plenamente capacitado para aprender. Los y las niñas saben mucho y muy profundamente sobre disfrutar de estar cerca físicamente, sobre jugar y relacionarse relajadamente, sobre construir y mantener una amistad, sobre dejarse amar y compartir amor, sobre aceptar su propio llanto y mostrar cómo se sienten, sobre pedir ayuda y aprobar su vulnerabilidad, sobre comportarse con humildad, sobre organizar su vida fuera de la soledad, sobre observar en silencio y vivir con calma, sobre descansar todo lo que necesitan, y además, su pasado cabe en la palma de sus manos…está muy a mano para revisarlo y sanarlo.

Al entrar en el hogar de la paternidad no patriarcal debemos desvestirnos del traje masculino acorazado, arrogante, protagonista, aislado y solitario, “sabe lo todo”, huidizo de la incomodidad y de la intimidad, dominante, frío, serio, enfadado, rígido. Debajo de ese traje te encuentras tú mismo, tu mejor regalo. Entonces estás desnudo ante la aventura de entregarte en cuerpo y alma a esa relación…a esa vivencia que te transformará por completo.

Juan Manuel Feito, miembro de ‘Piper Txuriak’

PORNOGRAFÍA PATRIARCAL, REFLEXIONES

marzo 16, 2019

A continuación unas reflexiones sobre la PORNOGRAFÍA PATRIARCAL escritas por uno de nuestros compañeros (no es un manifiesto de Piper Txuriak), con el fin de trabajar sobre el tema dentro de nuestra propia asociación, así como para facilitar el trabajo en torno a este asunto dentro de otros grupos de hombres:

reflexiones sobre pornografía patriarcal

 

Juan Manuel Feito, miembro de Piper Txuriak

Nos referimos al porno mayoritario heterosexual (también llamado porno mainstream), el cual es creado dentro de la ideología patriarcal. Debido a la manera en que representa a las personas que aparecen en sus escenas, a las relaciones entre ellas, a los roles que desempeñan y a los atributos que les asigna, pensamos que este porno es una herramienta profundamente perjudicial. Es por ello que decidimos escribir estas reflexiones, buscando crear conciencia sobre un fenómeno muy extendido y que está impactando profundamente en nuestra psique.

¿Cómo representa a las mujeres?:

-Aparecen convertidas en un objeto que el hombre utiliza para su propia satisfacción y disfrute, un cuerpo sexuado disponible para ser consumido y obtener beneficio de él.

-Las mujeres jóvenes, niñas incluidas, son un objeto de consumo especialmente valorado en esta industria.

-Son mostradas como sumisas, complacientes e inferiores; y aceptan que los hombres les impongan su voluntad y unos tratos humillantes.

-En el caso de aparecer únicamente mujeres manteniendo sexo entre ellas, también es para complacer fantasías masculinas.

-Con frecuencia la violación de mujeres y otro tipo de agresiones físicas hacia ellas son parte de las escenas.

¿Cómo representa a los hombres?:

-Aparecen como personas insensibles emocionalmente, conquistadoras, y dominantes de las mujeres; habitualmente en una posición superior y privilegiada respecto a ellas.

-Les muestra desconectados de la intimidad y la ternura, con un único deseo compulsivo por conseguir sexo, lo cual ciega cualquier otro interés posible en esa relación. Además su práctica sexual es totalmente enfocada en los genitales.

-Dispuestos a ejercer violencia y a someter con tal de conseguir complacer ese deseo sexual.

¿Qué efecto tiende a tener en los hombres un consumo habitual de esta pornografía…si no tienen suficiente apoyo?:

-Graba en nuestra mente ideas irreales y opresivas acerca de cómo son las relaciones con las mujeres, del significado y valor de la sexualidad, y de cuál debe ser nuestra actitud hacia todo ello. Eso, además, favorece que podamos vivir las fantasías como si de realidad se tratara y que nos sintamos confundidos acerca de cuáles son nuestras auténticas necesidades en lo que a relaciones íntimas, afectivas y con contacto físico se refiere.

-Refuerza nuestra tendencia a no darnos cuenta de hasta qué punto reproducimos un modelo masculino patriarcal, el cual condiciona nuestros pensamientos y decisiones. Y también contribuye a que se arraigue más profundamente en nuestra mente el sexismo y los atributos de esa forma de masculinidad.

-Añade aún más mensajes de misoginia, de machismo, de supremacía masculina…lo cual añade aún más capas de “material masculino” opresor que necesitamos quitar de nuestra mente.

-Como consecuencia de todo esto, se agrandan las resistencias que los hombres generalmente presentamos a aceptar poner en marcha un trabajo personal consciente y persistente para desmontar toda esa masculinidad que marca profundamente nuestra vida y la de las demás personas. Esto supone un obstáculo a cualquier avance hacia una sociedad igualitaria y no sexista.

¿Qué efecto tiende a tener en las mujeres la existencia de esta pornografía…si no tienen suficiente apoyo?:

-Esta industria se aprovecha de la situación vulnerable de determinadas mujeres, debido a la opresión que sufren, en especial las mujeres jóvenes. Su fin es enriquecerse explotando su cuerpo, con la ventaja de que estas personas sufren una situación de injusticia generada por el racismo, el clasismo, el imperialismo, y el dominio sobre la gente joven. En muchos casos utiliza la coacción y la esclavitud para obligar a estas mujeres a participar en esta actividad.

-Las mujeres más jóvenes, en especial las heterosexuales, sufren aún más presión para asimilar el mensaje de que si quieren ser interesantes, atractivas y gustables (para un hombre) deben comportarse de manera parecida a como lo hacen las chicas de esos vídeos.

 

Por todo ello, en nuestra opinión, esta pornografía se convierte en una herramienta clave para mantener el condicionamiento masculino que empuja a los hombres a reproducir una forma de ser hombre perjudicial para ellos mismos y para las mujeres. Es, en consecuencia, una herramienta que facilita y favorece la opresión de las mujeres y de la gente joven. En base a estas reflexiones, opinamos que esta pornografía patriarcal supone un profundo obstáculo a nuestros esfuerzos por generar unión e igualdad entre hombres y mujeres, por el contrario, impulsa la desigualdad y la opresión.

 

 

IMPARTIMOS FORMACIÓN, BILBO

febrero 5, 2019

Piper Txuriak de nuevo en colaboración con la ONGD Oscarte, impartiendo formación en Masculinidades no patriarcales (“nuevas masculinidades”)

WhatsApp Image 2019-02-05 at 14.17.27.jpeg

ENTREVISTA EN RADIO, Hombres que quieren dejar el machismo

enero 14, 2019

Hemos participado en el programa de la radio pública vasca (Radio Euskadi) ‘Ganbara’. En los últimos 15 minutos de programa somos entrevistados. Anteriormente hacen una larga e interesante entrevista a Octavio Salazar.

Escuchar AQUÍ.

 

 

SOBRE LOS DISCURSOS QUE REPRESENTAN A LOS HOMBRES COMO VÍCTIMAS DEL FEMINISMO, entrevista en Radio Euskadi

enero 11, 2019

Ayer estuvimos en el programa Ganbara de Radio Euskadi (la radio pública vasca), pues querían escuchar la visión de asociaciones de hombres por la igualdad con respecto a los discursos anti-feministas y anti-igualdad de desde ciertos partidos políticos; basándose en una supuesta situación de discriminación y opresión hacia los hombres por parte de las mujeres feministas, y por parte de la administración y la legislación.

Lo siguiente es un extracto de la entrevista a nuestro compañero:

Este discurso es la versión moderna actualizada de una vieja ideología patriarcal que pretende a toda costa generar enfrentamiento y separación entre las personas. No busca corregir ninguna situación de injusticia, sino lo contrario, perpetuar una situación muy antigua de injusticia y explotación hacia las mujeres, y de condicionamiento de la vida de los hombres para obligarnos a reproducir unos roles que nos genera un profundo sufrimiento a nosotros mismos y a toda la sociedad.

El objetivo de este discurso es neutralizar cualquier avance hacia un modelo de sociedad igualitario entre todas las personas, sin excluir a nadie. Un modelo basado en el respeto, el cuidado, lo comunitario, el reparto justo de recursos y oportunidades, la calidad de las relaciones humanas, y en el desarrollo de una educación que fomente un pensamiento crítico y autónomo.

Esto es lo que teme este sistema, y lo que siempre ha temido, y en consecuencia, lo que siempre ha atacado con cualquier medio. Es un intento más de atacar a quienes tratan de cambiar el sistema.

Discursos y agrupaciones políticas como estas se dedican a generar un clima de tensión y crispación, un clima de “guerra” o enfrentamiento, en el que las personas nos sintamos amenazadas y con miedo. De este modo crean el caldo de cultivo ideal para que no nos encontremos y nos unamos, sino al contrario, peleemos entre nosotras y nosotros creyendo que es la otra quien me está maltratando, cuando en realidad es el sistema el que me está oprimiendo.

La realidad es que estos discursos son una estrategia para atacar a un movimiento que cada vez consigue tener más influencia, cuyo objetivo es acabar con los privilegios, el clasismo, la opresión, la explotación, la dominación, y el uso de la violencia como medio de mantener un status quo generador de sufrimiento generalizado. A esto se dedica el feminismo, los grupos de hombres por la igualdad, y muchos otros colectivos y personas que en sus áreas de influencia tratan de traer equilibrio a nuestra sociedad.

Partidos políticos como estos no son más que instrumentos al servicio de unas élites empeñadas en proteger sus propios intereses económicos. Su tarea es enturbiar el ambiente, generar confusión, levantar un torbellino de polvo que nos impida ver más allá, y nos impida encontrarnos y caminar juntas y juntos. Hombres con mujeres, mujeres con mujeres, hombres con hombres, o personas de cualquier otra identidad creen lazos de unión y solidaridad. No tiene nada que ver con defender a los hombres o con terminar con ninguna opresión, sino con atacar y boicotear cualquier intento de construir espacios comunitarios de solidaridad, fraternidad, escucha mutua. Esto es lo que más ha temido siempre el sistema, pues la forma en que consigue mantenerse es a través de la división.

Entre los líderes varones de esos partidos políticos y nosotros, en mi opinión, hay más cosas en común que diferencias. Estoy seguro de que ellos tampoco desean que su pareja mujer sea acosada en el trabajo o en la calle, o que violen a su hija o que tenga miedo de volver sola a casa por la noche, o que a él otro hombre le amenace violentamente por la calle y le de un puñetazo, o que su hijo menor sufra tocamientos y abusos sexuales por parte de sus profesores en la escuela; igual que tampoco deseó, si es que fue el caso, que su padre impusiera su voluntad sobre su familia mediante gritos, golpes y amenazas. En realidad, tampoco a ellos les interesa este modelo de masculinidad que reproduce tanta violencia. Tanto ellos como nosotros nos beneficiamos del feminismo y de la igualdad.